;

Brillen como estrellas (Parte 15)

Description

La mejor forma de ganar respeto no nace en los demás, sino en el concepto que tenemos de nosotros mismos.

Las estrellas de Dios son respetuosas

La cantante Aretha Franklin lo entendió bien: “R-E-S-P-E-T-O” (Traducción de la canción “Respect”). La gente tiene un verdadero hambre por el respeto. Pero en muchas ocasiones, la búsqueda de cumplir ese deseo lleva a los jóvenes a unirse a las pandillas, a buscar armas y a involucrarse en peleas. Ese deseo lleva a las jóvenes a obsesionarse con la belleza y a vender sus cuerpos para atraer la atención.

He aquí un mejor camino hacia el respeto a uno mismo: “cada cual que está entre vosotros, que no tenga más alto concepto de sí que el que debe tener” (Romanos 12:3). Y otro: “con humildad, estimando cada uno a los demás como superiores a él mismo” (Filipenses 2:3).

¿Por qué es tan difícil hacer esto? Es porque cada uno de nosotros lucha tanto con el odio a uno mismo y con la depresión, que no les podemos dar apoyo a otras personas sin que parezca que nos empequeñecemos al hacerlo.

Pero escuche esto: por medio de nuestro Salvador Jesús, Dios nos mira ahora con afecto, aprobación y admiración. Permita que esas olas de misericordia y bondad fluyan sobre usted y que después fluyan de usted para bendecir a otras personas.

Cuanto más respete a los demás, más grande llegará a ser usted. ¿Cree que estoy bromeando? Inténtelo y sorprenda a las personas.

Related
Dios y mi dolor
Mark Jeske
Dios y mi resurrección
Mark Jeske
La Armadura de Dios: Soy embajador en cadenas
Mark Jeske
Sírvale a su jefe
Mark Jeske
Los regalos de Dios
Mark Jeske
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple