Brillen como estrellas (Parte 14)

Description

Aunque todos necesitan escuchar palabras de ánimo, a muchos les cuesta darlas. ¿Ese es su caso?

Las estrellas de Dios animan a los demás

Me gustan mucho las palabras amables que me dicen otras personas. Las palabras amables curan mis heridas, me dan esperanza cuando mi día ha sido sombrío, restauran la confianza en mí mismo cuando estoy apabullado, me hacen sentir que soy valioso cuando me he sentido inútil.

Usted lo sabe, no se necesita ningún entrenamiento personal para recibir los elogios; en lo que sí podemos necesitar una mejoría es en la edificación de los demás. Poco a poco me voy dando cuenta de que una de las razones de mi existencia terrenal es ser un animador. Yo necesito su elogio y usted necesita el mío.

San Pablo, que en una época fue perseguidor de los cristianos, en sus últimos años se convirtió en un reclutador magistral y animador de los demás. “Ninguna palabra corrompida salga de vuestra boca, sino la que sea buena para la necesaria edificación, a fin de dar gracia a los oyentes” (Efesios 4:29).

¿Listo? Practiquemos: “¡Buen trabajo!”; “Me encanta tu cabello”; “No te preocupes, lo lograrás la próxima vez”; “¡Gran equipo!”; “Gracias por todo lo que haces aquí”.

De repente, usted se va a preguntar por qué tiene tantos amigos.

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
Mi Dios
Mark Jeske
Todo va a estar bien
Mark Jeske
Él le da amigos
Mark Jeske
Seremos como Jesús
Mark Jeske
"¡Pero es sólo un niño!"
Mark Jeske
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple