Bendición generacional

00:00

Description

Si tienes como prioridad enseñar a tu familia sobre las cosas de Dios, sobre la necesidad de amarle, servirle y seguirle, sin duda alguna tus generaciones contarán con un favor especial.

“El Señor le dijo a Abram: «Deja tu tierra, tus parientes y la casa de tu padre, y vete a la tierra que te mostraré. »Haré de ti una nación grande, y te bendeciré; haré famoso tu nombre, y serás una bendición. Bendeciré a los que te bendigan y maldeciré a los que te maldigan; ¡por medio de ti serán bendecidas todas las familias de la tierra!” (Génesis 12:1-3 NVI)

“Es un hecho que Abraham se convertirá en una nación grande y poderosa, y en él serán bendecidas todas las naciones de la tierra. Yo lo he elegido para que instruya a sus hijos y a su familia, a fin de que se mantengan en el camino del Señor y pongan en práctica lo que es justo y recto. Así el Señor cumplirá lo que le ha prometido».” (Génesis 18: 18 – 19 NVI)

“Hoy te doy a elegir entre la vida y la muerte, entre el bien y el mal.  Hoy pongo al cielo y a la tierra por testigos contra ti, de que te he dado a elegir entre la vida y la muerte, entre la bendición y la maldición. Elige, pues, la vida, para que vivan tú y tus descendientes.” (Deuteronomio 30: 15; 19 NVI)

“El Señor le ordenó a Moisés: «Diles a Aarón y a sus hijos que impartan la bendición a los israelitas con estas palabras: “El Señor te bendiga y te guarde; el Señor te mire con agrado y te extienda su amor; el Señor te muestre su favor y te conceda la paz.” (Números 6: 22 – 26 NVI)

Después de escuchar el devocional, medita en los siguientes puntos:

Esta mañana me levanté pensando...

… en el poder de la bendición personal y familiar. Dios no bendice individuos, sino familias. Cuando su bendición viene sobre ti, él no está pensando solo en ti, sino en toda tu generación.

1. No puedes dar pasos de fe si no cuentas con la bendición de Dios. Es su mano benéfica sobre nosotros la que nos permite avanzar, sacar proyectos adelante, viajar, casarnos, trabajar, etc.

2. Noé comienza un viaje, una aventura en las aguas profundas del diluvio, pero si Dios no hubiera estado en el asunto habría sido imposible. Necesitamos la bendición de Dios para comenzar cualquier cosa, para progresar y también para finalizar.

3. Tu puedes ser una bendición ambulante con tus palabras, tu amistad, tu guía, tus consejos, tu liderazgo, tu compañía y, también, con tu provisión.

4. No habrá nada que te impida ser de bendición para las familias de la tierra si te dejas tratar por Dios y formar por sus manos. El Señor le dijo a Abraham: “Hare de ti”; es decir, la intervención de Dios sobre tu vida es necesaria porque ser de bendición para los demás no será solo por tu experiencia y capacidad, sabiduría o provisión, sino porque él ha hecho un trabajo poderoso en tu vida que te llevará a bendecir a quienes están a tu alrededor.

5. Si tu primera ocupación es enseñar sobre las cosas de Dios, sobre la necesidad de amarle, servirle y seguirle, sin duda alguna tus generaciones contarán con un favor especial. Podemos guiar a nuestras familias, a nuestros hijos hacia cualquier camino, pero no hay mejor camino que el que lleva a Dios.

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
Así lo veo yo (Parte 4): Extraordinario
Juan Vereecken
La vida
Sixto Porras
Un fruto para los demás
Pastor Mao
Miedos
Sixto Porras
Palabras de bendición
Pastor Mao
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple