¿Ayudar al enemigo?

Description

Amar a "tus enemigos" es diferente a ayudarles.

Y Jesús les dijo: Mirad, guardaos de la levadura de los fariseos y de los saduceos”, Mateo 16:6

Amar a tus enemigos (cualquiera que te perjudique) es diferente a ayudarles. Cristo amó a los fariseos (amaba a todo el mundo), pero ciertamente no les ayudó.

Por el contrario, como vemos en el versículo bíblico de hoy, se opuso a ellos y les advirtió a Sus discípulos para que se mantuviesen alejados de ellos. Ellos representaban una fuerza contraria que era anti-cristiana.

Esto no quiere decir que todos nuestros enemigos caen en la misma clasificación que los fariseos. Pero cuando los demás deliberadamente se ponen en contra de tus intereses y los de Dios, ciertamente no se pueden clasificar como amigos.

Dios quiere que amemos a los demás, tanto en oración como a nivel espiritual, pero eso no implica ayudarles con lo que estén haciendo. En ocasiones Dios podría indicarte que ayudes a alguien que esté haciéndote mal, pero es para que puedas dar un testimonio fuerte y eficaz para Él.

En ese caso, ayudar a alguien que te ha hecho daño es el único tipo de "venganza" que Dios te permite.

"Mía es la venganza y la retribución… Porque Jehová juzgará a su pueblo, Y por amor de sus siervos se arrepentirá" (Deuteronomio 32:35).

 

Lectura Bíblica Diaria:

1 Reyes 15:1-24

2 Crónicas 13-16

 

Want more life-changing content?

You’re on your 9th discipleship resource of your 10 piece limit. To access more content and keep engaging all month long, create a free account today!

Already a member? Login to iDisciple

Related
Gracia sobre gracia
Violeta Guerra
La clave del amor radical
John Piper
Enemigos íntimos
Itiel Arroyo
Elija amar
Bayless Conley
Familias restauradas
Osvaldo Carnival
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple