Asuntos financieros (Parte 8)

Description

Una cosa es querer acumular dinero y otra muy distinta el construir solidez financiera.

¿Es bueno el deseo de acumular riqueza?

Amar el dinero más que a Dios es en realidad una enfermedad. San Pablo advierte en 1 Timoteo 6:9-11 que algunos que habían estado empeñados en enriquecerse habían caído en trampas y tentaciones, y en muchos deseos necios y dañinos que los sumieron en la ruina y la destrucción. Algunos se habían desviado de la fe y fueron traspasados por muchos dolores.

Sin embargo, el hecho de que se abuse del dinero no significa que sea malo en sí mismo. El dinero no es intrínsecamente malo. El dinero es como la electricidad: es energía portátil convertible, que puede hacer muchas cosas.

El dinero es uno de los dones de Dios y, como tal, lo recibimos con gratitud y alegría. Nunca he conocido a una persona que no tenga absolutamente nada. Incluso las personas más pobres que he conocido han poseído algo y han tenido que manejarlo con prudencia. Bien entendido, no hay nada en absoluto de que avergonzarse al tratar de construir la solidez financiera de la familia.

De hecho, Dios ayuda a hacerlo con sus bendiciones. “El mal persigue a los pecadores, pero los justos serán premiados con el bien” (Proverbios 13:21). “La bendición de Jehová es la que enriquece” (Proverbios 10:22).

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
Dios y mi trabajo
Mark Jeske
Dios y mis planes
Mark Jeske
Una esposa sierva
Mark Jeske
Dios controla la muerte
Mark Jeske
Humor de reina
Mark Jeske
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple