Asuntos financieros (Parte 7)

Description

¿Es la pobreza el estado que Dios prefiere en nuestra existencia?

¿Bienaventurados los pobres?

Al leer los Evangelios, ciertamente parece que Jesús es bastante duro con los ricos y benigno con los pobres. Dijo, por ejemplo, que es más fácil que un camello pase por el ojo de una aguja que un rico entre en el reino de los cielos. Incluso le dijo a un joven rico que regalara todo su dinero.

¿Es la pobreza el estado que Dios prefiere en nuestra existencia? ¿El dinero corroe tan gravemente nuestros valores que lo mejor es que nos deshagamos de él? ¿Es el voto de pobreza que hacen los monjes y las monjas el estilo ideal de vida para Dios?

¿No habló Jesús sobre la pobreza en una de las bienaventuranzas del Sermón del Monte? En realidad, sí: “Bienaventurados los pobres en espíritu, porque de ellos es el reino de los cielos” (Mateo 5:3).

Pero tenga en cuenta que la pobreza que Jesús elogia no es financiera, sino espiritual. En este versículo, ser pobre en espíritu significa ser humilde, ser consciente de la necesidad de un Salvador, ser consciente de que sin Jesús nuestras manos están vacías en la corte del juez.

Uno puede tener un ingreso considerable y aun así ser en verdad pobre en espíritu, si tiene un corazón humilde y agradecido delante de Dios; si el mayor tesoro que posee se encuentra en el evangelio de Cristo y si el propósito principal de la vida es agradar a Dios.

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
Dios y mis temores
Mark Jeske
Una actitud de servicio
Mark Jeske
Un Sumo Sacerdote humano
Mark Jeske
Sométase al gobierno
Mark Jeske
"Me siento excluido"
Mark Jeske
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple