Arrepentimiento y restitución

Description

Jesús pagó por todos lo pecados, incluyendo el robo, pero la deuda con los hombres sigue vigente.

“Sr. Palau:

¿Debo devolver el dinero que robé? ¿Debo regresar a la persona de quien tomé el dinero y devolvérselo en persona?”.

Respuesta:

Estoy convencido de que hay millares y millares de personas que no tienen paz en su conciencia y no disfrutan de la vida. Hay incluso quienes ya le han pedido perdón a Dios por sus actos de maldad, por sus robos (ya sea sofisticados o a mano armada) pero nunca han devuelto ni restituido lo que robaron a la persona de quien lo quitaron.

Puede ser que usted haya tomado un libro de la biblioteca de un amigo. Puede que haya quitado una prenda de vestir de alguna empresa comercial. Quizás robó una gran cantidad de dinero de algún banco. Tal vez le haya quitado dinero a su madre o a su padre. Pero ese acto siempre estará grabado en su conciencia, y como una película que se repite, lo vuelve a ver y ver otra vez. Eso es terrible.

La Biblia, el libro de la mejor psicología, enseña que para tener una conciencia limpia, un corazón limpio y una fe no fingida, es necesario primero confesar a otras personas el mal que hemos hecho. Entonces, cuando es dinero que ha tomado, debe pedir perdón a la persona y devolver el dinero. Ahora, no siempre es necesario ir a pedir perdón, pero siempre es imprescindible devolver el dinero robado.

Y puedo asegurarle que eso clarifica la conciencia. Le da una conciencia transparente al individuo que lo hace libre y puede mirar el rostro de todas las personas porque no tiene ningún temor de ser descubierto por algún pecado oculto.

Así que, respondiendo a su pregunta, primero, pida perdón a Dios por lo que ha tomado que no era suyo. Aunque la palabra "robar" suena muy baja, y hasta criminal, sin embargo, es un robo cada vez que tomamos algo que no nos pertenece. Pídale perdón a Dios y la Biblia dice que "La sangre de Jesucristo nos limpia de todo pecado" (1 Juan capítulo 1). Segundo, devuelva lo robado, sea un libro, una prenda o dinero; devuélvalo de una manera o de otra para tener la conciencia tranquila. 

Si ha ofendido a otra persona, pídale perdón, y usted podrá comenzar a gozar de la vida.

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
Yo también tengo preguntas sin contestar
Wendy Bello
Evidencias de una fe extraordinaria
Violeta Guerra
Dios primero
Larry Burkett
Un valor constante
Chris Mendez
La Amargura (Parte 3)
Alejandro Escobedo
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple