Arrepentimiento

Description

La codicia, la avaricia y la idolatría son a menudo consideradas como "pecados invisibles" porque tratamos de ocultarlos.

Así que sométanse a Dios. Resistan al diablo, y él huirá de ustedes. Acérquense a Dios, y él se acercará a ustedes. ¡Pecadores, límpiense las manos! ¡Ustedes los inconstantes, purifiquen su corazón!”, Santiago 4:7-8

En 1999 experimenté un verdadero arrepentimiento de mi doble ánimo. Mientras leía la Palabra de Dios, de repente me vi a mí mismo como si mirase en un espejo. La reflexión era la de un idólatra. Adoraba a Dios con la boca, pero servía al dinero con toda mi energía. Mis sueños, metas y ambiciones, todas involucraban la persecución de más dinero. En realidad, el dinero era mi amo invisible. 

Recuerdo un profundo sentimiento de tristeza que invadió mi alma. ¿Cómo pude haber sido tan fácilmente engañado? ¿Cómo pude haber tratado al Señor con mis labios de manera tan superficial? ¿Cómo pude haber permitido que el dinero tomara el trono de mi corazón? Todas estas preguntas invadieron mi mente al contemplar la realidad de mi pecado.

La codicia, la avaricia y la idolatría son a menudo consideradas como "pecados invisibles" porque tratamos de ocultarlos. Los sacerdotes católicos me han dicho que estos son los pecados menos confesados que escuchan en su confesionario. Entiendo por qué. Muy a menudo pensamos que realmente no importa. Racionalizamos que si decimos que amamos a Dios eso debería ser suficiente, a pesar de que nuestras acciones desafían las palabras.

1999 fue un año de cambio en mi vida que me llevó a convertirme en un hombre de una sola mente, amando y sirviendo a un solo Maestro. Me aparté de mi ídolo, me sometí a Dios Todopoderoso y Él se acercó a mí.


Lectura Bíblica Diaria

Romanos 16

Hechos 20: 2-21: 16

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
El sistema de navegación de Dios
Bayless Conley
Diezmar
Bayless Conley
La motivación correcta
Bayless Conley
¿Dónde está su corazón?
Bayless Conley
Dar a Dios lo primero
Dr. Andrés Panasiuk
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple