¿Arrastrando los pies?

Description

Si Jesús se apareciera hoy, ¿qué tan rápido irías hacía Él?

“Cuando los ángeles volvieron al cielo, los pastores se dijeron unos a otros: ‘Vayamos a Belén, y veamos esto que ha sucedido, y que el Señor nos ha dado a conocer.’ Así que fueron de prisa, y hallaron a María y a José, y el niño estaba acostado en el pesebre.” – Lucas 2:15-16

Cuando era niña, casi todos los días escuchaba estas palabras: “¡Date prisa! ¡Vas a llegar tarde! ¡Eres más lenta que una tortuga! ¡Ven aquí ahora mismo!”

Pero en esta historia nadie tuvo que apurar a los pastores. “Fueron de prisa” a Belén, dice la historia. Se apresuraron a ir. Esperaban llegar a su meta: encontrar al niño Jesús, de quien Dios les había hablado. Y cuando lo vieron, se llenaron de felicidad.

Todavía es así para nosotros ahora, ¿verdad? Si nos dicen que vayamos “de prisa” hacia algo desagradable, no queremos movernos. Nuestros pies pueden moverse rápidamente, pero nuestros corazones se quedan atrás. Pero si nos dan una razón para movernos, como una fiesta, una nueva película, un buffet con todo lo que uno pueda comer, es sorprendente lo rápido que vamos. La casa queda vacía en segundos.

Dios sabe esto de nosotros. Por eso es que nos llama con amor y misericordia, no con ira y amenazas. Jesús dice: “Vengan a mí todos ustedes, los agotados de tanto trabajar, que yo los haré descansar” (Mateo 11:28).

Y en otro lugar dice: “Si alguno tiene sed, venga a mí y beba. Del interior del que cree en mí, correrán ríos de agua viva, como dice la Escritura” (Juan 7:37-38).

Dios te ama profunda y verdaderamente. Él te llama, pero no para regañarte o castigarte, sino para darte un regalo, el mejor regalo de todos: nuestro Salvador Jesús, para que sea tuyo.

ORACIÓN: Querido Señor, acércame a ti con confianza y alegría para recibir tus bendiciones. En el nombre de Jesús. Amén.

Para reflexionar:

- ¿Qué te motiva a llegar lo más rápido posible a algún lugar?

- Si Jesús se te apareciera hoy, ¿correrías hacia él, caminarías o te quedarías quieto? ¿Por qué?

Por: Dra. Kari Vo

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
De mendigo a principe
Itiel Arroyo
Dios promete su regreso
Primeros15
Una profunda zambullida a lo común
Cristo Para Todas Las Naciones
Estudio de Efesios, Capítulo 2 (Parte 1)
Dr. Baruch Korman
¿Quién tiene la última palabra?
Cristo Para Todas Las Naciones
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple