;

Aprendiendo la autodisciplina

Description

Ser legalista y rígido no es una cura para la falta de autodisciplina.

“Porque el desvío de los simples los matará, y la complacencia de los necios los destruirá”, Proverbios 1:32

Ser legalista y rígido no es una cura para la falta de autodisciplina. Ambas condiciones son extremas y están más allá de los límites de las escrituras.

El auto-sacrificio no asegura la espiritualidad y con frecuencia es indicador de egocentrismo. Por ejemplo, si el tiempo que pasas viendo la televisión te está robando tiempo en la Palabra de Dios, establece un límite de tiempo realista. Determina ver la televisión solamente entre ciertas horas y no más.

En las decisiones financieras, la autodisciplina debe ser la norma, pero debe ser equilibrada por la razón. El exagerar dará lugar a la frustración y el fracaso. También creará conflicto en el hogar. En su lugar, establece las metas de un presupuesto y una cuenta bancaria equilibrada.

Ya sea que tu falta de autodisciplina esté en el gasto, en el entretenimiento, en los chismes, comiendo o en alguna otra área, corregir el problema puede liberar tu mente de dudas, frustraciones y ataduras.

Sólo conociendo y aplicando la autodisciplina se puede tener respeto de sí mismo y desarrollar una imagen piadosa.

 

Lectura Bíblica Diaria

Juan 9-10

Related
Siente, piensa… luego actúa (Parte 2)
Sixto Porras
Siete consejos para vivir mejor
Wendy Bello
Vivir aceleradamente
Sixto Porras
Prevenga Situaciones
Sixto Porras
Autoevaluación
Pastor Mao
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple