;

Esclavos de la inmediatez

00:00

Description

El mundo acelerado en el que vivimos nos está llevando a querer todo sin esperar, rompiendo así los tiempos de Dios.

“Todo sucede a su debido tiempo. Sin embargo, Dios puso en la mente humana la habilidad de entender el paso del tiempo, aunque nadie alcanza a comprender la obra de Dios desde el principio hasta el fin.” – Eclesiastés 3:11 PDT

“Enséñanos a contar bien nuestros días, para que nuestro corazón adquiera sabiduría.” – Salmos 90:12 NVI

…en que una vez fui al banco, pedí mi turno y salí un momento porque había muchas personas antes de mí, pero cuando regresé ya había perdido mi turno. Fue una experiencia incómoda, sobre todo porque te das cuenta de que no hay nada que puedas hacer.

1. Todo sucede en su debido tiempo, es una frase que debería convertirse en una convicción de nuestro corazón. Vivimos en una sociedad acelerada que nos lleva a transitar por la vida a una velocidad exagerada; siempre con prisa y terminamos convirtiéndonos en esclavos de la inmediatez.

2. A todos se nos fue dada la herramienta para ser buenos administradores del tiempo: Dios ha puesto en nuestra mente la habilidad de entender el paso del tiempo. Esta es una verdad poderosa que nos dará luz en el camino.

3. ¿Algún día en tu interior has manifestado el deseo de tener algo ya? A todos en algún momento nos ha pasado y comenzamos a hacer cosas fuera del tiempo de Dios para obtenerlas cuanto antes, ignorando que lo único que hacemos es malgastar el tiempo en lo que no necesitamos.

4. La mala administración del tiempo nos hace malgastar todo lo que tenemos a nuestro alcance. Alguna vez alguien me enseñó que para entender el valor de algo en nuestras vidas, solo necesitamos identificar aquello que hemos perdido.

5. Para no malgastar el tiempo necesitamos crear hábitos prácticos. Aquí hay algunos para tener en cuenta: Considera qué cosas Dios estima valiosas; piensa en lo que él te ha llamado hacer específicamente; programa una agenda personal; examina qué te está robando el tiempo; haz una lista de prioridades y responsabilidades; pídale a Dios que te dirija sobre cualquier cambio que debas hacer.

Related
Sigue soñando
Pastor Mao
El tiempo perfecto
Pastor Mao
Cuando llegue el tiempo
Pastor Mao
Ladrón del tiempo y el propósito
Pastor Mao
El lenguaje del tiempo
Pastor Mao
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple