Algo tiene que cambiar

Description

¿Por qué es difícil seguir el camino de obediencia y, por ejemplo, no perdonar?

Leer Efesios 4:22-32

¿Por qué es difícil seguir el camino de obediencia? Como lo hemos dicho anteriormente, dentro de todo creyente hay dos tendencias en conflicto: El viejo yo –o “la carne”– y la santidad de la nueva naturaleza en Cristo. Las características de estas inclinaciones opuestas están retratadas en los versículos de hoy. La calidad del perdón, o la falta del mismo, determinarán en gran medida la tendencia que predomina en nuestra vida.

El resultado inevitable de la falta de perdón es la ira, la amargura y el rencor. Al negarnos a perdonar, dejamos que la vieja naturaleza domine y produzca su venenoso fruto. Todos los aspectos de nuestra vida son afectados cuando nos negamos a brindar el perdón que Cristo nos dio con tanta generosidad. En esencia, estamos tratando a quienes nos rodean como no quisiéramos jamás que el Señor nos tratara.

Aunque un agravio puede rompernos el corazón o herir nuestra autoestima, el negarnos a perdonar le impide a Dios redimir la herida. Queremos que Él trasforme a la persona que nos hizo daño y que le haga lamentar lo que hizo, pero, a veces, el Señor lo que quiere es transformarnos. El perdón nos ayuda a vivir a la manera de Cristo y nos permite ver a los demás con ojos de gracia y misericordia.

Lea de nuevo los versículos 31 y 32. ¿Cuál le describe? Como creyentes, anhelamos demostrar las cualidades de nuestra nueva naturaleza, pero el Señor puede producirlas solamente si estamos dispuestos a sustituir ofensas y resentimientos con el perdón de nuestro corazón. Algo tiene que cambiar —deje que sea usted.

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
Los resultados de la inseguridad
Dr. Charles Stanley
Decepciones y monumentos de gracia.
Wendy Bello
Club de la pelea (Parte 1): Vale la pena buscar y pedir perdón
Juan Vereecken
La Falta de Perdón
Frank López
Club de la Pelea (Parte 4): Último Round
Alejandro Mendoza
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple