;

Alegrándonos en lo bueno

Description

Hay días en los que no podemos pensar en nada bueno, pero siempre está el Salvador y Señor que vino a nosotros en nuestra gran necesidad.

“Cuando se cumplió el tiempo, Elisabet dio a luz un hijo. Y cuando sus vecinos y parientes supieron que Dios le había mostrado su gran misericordia, se alegraron con ella.” – Lucas 1:57-58

Odio. Juicio. Racismo. Codicia. Autojustificación. Si has estado siguiendo las noticias, has visto todo esto. Y ya cansa, ¿verdad?

Los vecinos de Elisabet estaban en lo cierto. Cuando “supieron que Dios le había mostrado su gran misericordia, se alegraron con ella.” Dejaron de lado cualquier cosa que los preocupara en ese momento. Vieron un regalo de Dios bueno y encantador: ¡un bebé! ¡Y nacido de padres que habían esperado tanto tiempo! Y se regocijaron.

Pablo también nos lo recomendó. Él escribe: “Por lo demás, hermanos, piensen en todo lo que es verdadero, en todo lo honesto, en todo lo justo, en todo lo puro, en todo lo amable, en todo lo que es digno de alabanza; si hay en ello alguna virtud, si hay algo que admirar, piensen en ello” (Filipenses 4:8). Pensar en las cosas buenas que Dios ha dado es una especie de enjuague bucal para el cerebro. Es curativo.

¡Y qué tontos seríamos si no nos centráramos en el mejor regalo que Dios nos ha dado, Jesucristo mismo! Hay días en los que no podemos pensar en nada bueno. Pero siempre está el Salvador y Señor que vino a nosotros en nuestra gran necesidad, que nos rescató con su propia muerte y que resucitó de los muertos, compartiendo esa victoria con nosotros.

Piensa en su excelencia y bondad, ¿quién vio tanta compasión? ¡Y por las personas que no lo merecen! Piensa en su verdad y honor; él nunca nos defraudará. Un Dios dispuesto a humillarse a sí mismo, que se hace uno con su dolida creación y nos resucita para acercarnos a sí mismo. Piensa en él.

ORACIÓN: Querido Señor, ayúdame a encontrar paz y descanso en ti. En el nombre de Jesús. Amén.

Para reflexionar:

- ¿Qué cosas te hacen sentir abrumado por el mundo?

- ¿Qué aspecto de la personalidad de Jesús te gusta más y por qué?

Por: Dra. Kari Vo

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
Ganando la guerra en tu interior
Pastor Rick Warren
¡No temas a nada!
Un Milagro Cada Día
¡No prestes oído a tus dudas!
Un Milagro Cada Día
Un Dios que da el Reino
Cristo Para Todas Las Naciones
Ciudad permanente
Cristo Para Todas Las Naciones
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple