¡Aduéñate de Sus promesas!

Description

¿Piensas que debes cumplir una serie de requisitos para poder tener acceso a las promesas de Dios?

Ahora que sabemos que Dios nos da promesas y que es fiel para cumplirlas, ¿cómo podemos hacer para adueñarnos de esas promesas?

En tu opinión, ¿piensas que deberías cumplir primero una serie de requisitos para poder tener acceso a las promesas de Dios?

La Biblia no menciona condiciones de acceso. De hecho, Dios no hace acepción de personas, es decir, no discrimina a nadie. ¡Él no te rechaza! (Mira Romanos 2:11).

La Biblia nos muestra que las promesas de Dios son para todos los que ponen su confianza en Jesús.

Sin embargo, es cierto que la Biblia menciona circunstancias en las cuales algunos “héroes de la fe” heredaron promesas de Dios, como por ejemplo, Sara: “Por la fe también la misma Sara, siendo estéril, recibió fuerza para concebir; y dio a luz aun fuera del tiempo de la edad, porque creyó que era fiel quien lo había prometido” (Hebreos 11:11).

La fe es necesaria para heredar las promesas de Dios. Para obtener las más bellas victorias, querido(a) amigo(a), a menudo necesitarás tener una fe inamovible, que tiene los ojos puestos en Dios y en la recompensa, más allá de las circunstancias difíciles por las que puedas estar pasando.

La perseverancia también te ayudará cuando la promesa tarde en cumplirse: “Y habiendo esperado con paciencia, [Abraham] alcanzó la promesa” (Hebreos 6:15).

En ocasiones quizá tendrás que esperar mucho, antes de que puedas ver el cumplimiento de la promesa: será entonces bueno que tengas una fe que ha aprendido a perseverar en Aquél que todo lo puede.

Las promesas de Dios son para ti y están a tu alcance. ¡No las sueltes!

Gracias por existir, 

Eric Célérier

 

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
Nuestro Dios de las promesas
Dr. Charles Stanley
Cuando Dios va en contra de su voluntad
John Piper
Fe para lo imposible
John Piper
La naturaleza de la fe
Bayless Conley
¿Qué promesa necesitas en este día?
Un Milagro Cada Día
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple