;

Administrando el tiempo

00:00

Description

La buena administración del tiempo comienza desde la oración.

"Hazme saber, Señor, el límite de mis días, y el tiempo que me queda por vivir; hazme saber lo efímero que soy." – Salmos 39:4 NVI

"En tu mano están mis tiempos; Líbrame de la mano de mis enemigos y de mis perseguidores." – Salmos 31:15 RVR1960

"Si los tiempos no se esconden del Todopoderoso, ¿por qué no los perciben quienes dicen conocerlo?" – Job 24:1 NVI

Después de escuchar el devocional, medita en los siguientes puntos:

Esta mañana me levanté pensando...

…en que un álbum de fotografías nos hace conscientes de cómo pasa el tiempo de rápido en nuestras vidas.

1. En la palabra de Dios descubrimos principios que nos ayudan a convertirnos en verdaderos administradores de nuestro tiempo; saber administrarlo es la clave y el secreto para poder llegar a logros extraordinarios en todo lo que hacemos.

2. Hemos escuchado personas decir: "estoy esperando el tiempo de Dios", pero ¿a qué se refieren con esto? Si están esperando el tiempo de Dios, entonces ¿en qué tiempo están ahora? Y mientras esperan el tiempo de Dios, ¿qué están haciendo? Me dediqué a buscar en Dios claridad al respecto, para cada día ser más efectivo en todo lo que hago y encontré que si Dios nos dio la capacidad de entender y administrar bien este recurso, entonces deberíamos volvernos expertos en manejarlo.

3. La buena administración del tiempo comienza desde nuestra oración. Todos los días debemos pedirle a Dios por ser entendidos de los tiempos y porque su voluntad nos guie a vivir en un tiempo oportuno en todo lo que hagamos.

4. Dios tiene relacionados todos los tiempos, presente, pasado y futuro. Él lo diseña y lo ejecuta, y Job nos pregunta a todos aquellos que decimos conocer a Dios, ¿Cómo es posible que no perciban, ni distingan los tiempos de Dios? No distinguir el tiempo ni trabajar de la mano con Dios al respecto, nos lleva a cometer muchas equivocaciones y a tomar decisiones fuera de tiempo.

5. Debemos descubrir el momento oportuno para cada cosa que hacemos, desde lo espiritual hasta lo físico. Dios trabaja de la mano con el tiempo a nuestro favor. El tiempo jamás está en contra de aquel que lo administra bien.



Related
Vivir aceleradamente
Sixto Porras
Intencionales
Sixto Porras
Activa la Palabra
Pastor Mao
Corazones sinceros
Pastor Mao
El orgullo y el tiempo
Pastor Mao
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple