Acéptate a ti mismo — con defectos y todo

Description

Cuando te rechazas a ti mismo, estás rechazando a Dios porque Él es tu creador.

“Amigo mío, tú no eres nadie para cuestionar las decisiones de Dios. La olla de barro no puede quejarse con el que la hizo, de haberle dado esa forma”, Romanos 9:20 (TLA). 

Fomentar tus dones espirituales, Organizar tus pasiones, Reconocer tus habilidades, Ministrar a través de tu personalidad, Aplicar tus experiencias – Estas son las cinco cosas que te hacen ser quien eres. Yo le llamo F.O.R.M.A. 

Aceptar tu F.O.R.M.A. – la manera única en la que Dios te creó y que le trae gloria – significa creer en la sabiduría de Dios. Todo se resume en tener total confianza. ¿Crees que Dios cometió un error cuando te creó o confías en Él y reconoces que Él tiene un plan para tu vida? 

Cuando tú dices, “Dios, hay cosas que no me gustan de mí mismo, desearía tener otro tipo de cabello o un color diferente de piel, desearía ser más alto, más bajo o más delgado, desearía tener más talento, desearía poder hacer ‘eso o lo otro’, desearía verme como él, o me gustaría ser tan inteligente como ella, etc.”, este tipo de pensamiento es básicamente decirle a Dios “¡Lo arruinaste! Todo el mundo está bien pero te equivocaste cuando me hiciste a mí”. 

Cuando te rechazas a ti mismo, estás rechazando a Dios porque Él es tu creador. Cuando no te aceptas a ti mismo, te estás revelando en contra de Él. Le estás diciendo, “Dios, yo sé más que tú, me hubieras hecho diferente con otro tipo de cualidades y debilidades”. 

Pero Dios te dice: “No, te creé exactamente para que fueras tú porque quiero que seas tú - con tus fortalezas y debilidades, las dos me pueden dar gloria - Si solamente empezaras a ser lo que te creé, en vez de tratar de ser como los demás...” 

En realidad es arrogante rechazarse a sí mismo. La Biblia dice, “Amigo mío, tú no eres nadie para cuestionar las decisiones de Dios. La olla de barro no puede quejarse con el que la hizo, de haberle dado esa forma”, Romanos 9:20. 

Cuando dudamos del amor o de la sabiduría de Dios, siempre nos ponemos en aprietos. La raíz de todos tus problemas es que realmente no confías en Dios, no crees en Su amor y no crees que Él realmente está interesado en ti. Deseas siempre que Él te haya hecho de una manera distinta. Como resultado, llevas un espíritu de amargura y descontento que te mantiene frustrado y te aleja de la vida que Dios ha creado para ti. 

Job 10:10 dice “Tú guiaste mi concepción y me formaste en el vientre”. Dios te quiere y te ama. Créelo y confía en él.

Reflexiona sobre esto: 

- ¿Estas totalmente convencido de que Dios realmente te ama? ¿Cómo el creerlo hace cambiar la manera en la que te ves a ti mismo?

- ¿Qué es lo que siempre has querido cambiar en ti? ¿Cómo crees que Dios ha intentado usar eso mismo para traerle gloria a Él?

 

Para más recursos en español de Esperanza Diaria, haz clic aquí. 

Este devocional ©2016 por Rick Warren. Todos los derechos reservados. Usado con permiso.

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
Identifique su inseguridad
Dr. Charles Stanley
Paz con nosotros mismos
Dr. Charles Stanley
El lado positivo de la incompetencia
Dr. Charles Stanley
¿Tienes que demostrar que vales?
Pastor Rick Warren
¡Menos mal que Dios no es como yo...! (Parte 2)
Wendy Bello
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple