A veces Dios habla sin decir nada

Description

Rick Warren nos ayuda a encontrar la respuesta a una de las preguntas más difíciles para un creyente: “¿Qué debo hacer cuando Dios está en silencio?”

“Si Dios guarda silencio, ¿quién condenará al malvado? Si oculta su rostro, ¿quién podrá verlo? Pero él vigila a personas y países”, Job 34:29 (BLPH). 

Algunas veces Dios habla sin decir nada. ¡Esto para nosotros es extremadamente frustrante! Pero Dios tiene sus razones cuando guarda silencio. Solo tienes que esperar y confiar en Él. Si corres a Dios diciendo, «no he escuchado nada de ti, así que me voy a adelantar y hacer "esto"», y no confías en Él, vas a tener todo tipo de problemas y estarás lleno de arrepentimiento. 

Hay muchos ejemplos de esto en la Biblia. Uno de ellos fue el rey Saúl, el primer rey de Israel. Él se estaba alistando para ir a la batalla y fue a Dios y le dijo, “Dios, ¿Qué quieres que haga en esta batalla?” 

Pero Saúl no había estado bien con Dios por un largo tiempo. La Biblia dice en 1 Samuel 28:6 (RVR1995), “Consultó Saúl a Jehová, pero Jehová no le respondió ni por sueños ni por el Urim ni por los profetas”. 

Saúl intentó encontrar respuesta de tres formas diferentes y no la obtuvo. Así que se impacientó. Él se desesperó y utilizó el ocultismo, algo que está fuera de la ley. Él dijo, “Ve y encuentra a un adivino. Tráeme a un médium, un psíquico, un brujo, alguien que pueda conjurar a los espíritus, que haga una sesión”. Él sabía que estaba mal, pero lo hizo de todos modos porque se desesperó. ¿Sabes qué fue lo que pasó? Lo perdió todo. Perdió su batalla, perdió su reputación, perdió su vida. Él no esperó escuchar a Dios y las consecuencias fueron grandes. 

Así que, ¿qué debes hacer cuando Dios está en silencio? 

Primero, recuerda que Dios está en control. Job 34:29 dice, “Si Dios guarda silencio, ¿quién condenará al malvado? Si oculta su rostro, ¿quién podrá verlo? Pero él vigila a personas y países”. Dios no tiene que compartir su plan contigo, pero eso no significa que no tenga uno. Él tiene un plan y propósito para tu vida. Él te ama. Él es un buen Dios. Y Él cuidará de ti si esperas en Él. 

Segundo, confía en Dios. La Biblia dice en Salmos 50:14 (RVR1995), “Sacrifica a Dios alabanza y paga tus votos al Altísimo”. Dios está preguntándote hoy: “¿Confiarás en mí? ¿Confiarás en mí en ese problema financiero? ¿Confiarás en mí con ese sueño? ¿Confiarás en mí con ese dolor de tu corazón? ¿Confiarás en mí ese estrés? ¿Confiarás en mí esa soledad? ¿Confiarás en mí tu deseo de casarte? ¿Confiarás en mí en ese asunto de salud? ¿Confiarás en mí con tus sueños y ambiciones? ¿Confiarías en mí?” 

Ora esta oración en voz alta o en tu corazón:

“Amado Dios, No quiero ir por la vida sin escucharte. Quiero aprender a escucharte. Gracias por la Biblia. Ayúdame a leerla. Gracias por los maestros que has preparado. Ayúdame a actuar de acuerdo a lo que soy enseñado. Ayúdame a hacer amigos cristianos en los que pueda confiar y escuchar. Quiero estar abierto a las ideas que pongas en mi mente. Cuando estoy en dolor, ayúdame a aprender de esto, no a huir de ello. Pero sobre todo, ayúdame a confiar en ti y en tu plan cuando estés en silencio. Jesucristo, quiero conocerte y amarte como tú me has amado. En tu nombre te pido estas cosas. Amén”.


Para más recursos en español de Esperanza Diaria, haz clic aquí. 

Este devocional ©2016 por Rick Warren. Todos los derechos reservados. Usado con permiso.

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
¿Dónde se ganó la batalla?
Dr. Charles Stanley
No enfrentes al enemigo en su territorio
Andrés Corson
¿Usted realmente cree?
Patricia Holbrook
¿Y si me equivoco al orar?
Luis Palau
Enemigos de la oración
Maestras del Bien
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple