;

35 cosas que me hubiera gustado saber en la secundaria

Description

La escritora Erin Davis comparte algunas lecciones valiosas que ha aprendido desde que era una adolescente y que pueden ser de gran ayuda para todas las mujeres.

Cumplí 35 años hace unos días.

Yo sé que para algunas de ustedes puedo parecerles bastante vieja. Después de todo puedo ver los cuarenta sobre el horizonte. Cuando yo era una adolescente, tampoco pensé demasiado en los treinta. Las bodas se hacen a menudo por esa etapa. Por lo general los bebés han nacido. La carrera ya ha sido escogida. ¿Qué más queda que obtener arrugas?

Pero mientras llego a la cima de mis treinta y tantos, puedo asegurarte que no voy a estar escogiendo ningún hogar de ancianos por ahora. Apenas estoy en el calentamiento. De hecho, mis treinta han sido de los mejores años, de los más fructíferos y divertidos de mi vida.

Una lección fundamental que he aprendido es la sabiduría que puede extraerse de una mujer mayor que yo. ¡Hay grandes recompensas si estoy dispuesta a aprovechar esa oportunidad! Yo no tengo toda la vida resuelta, pero Dios me ha enseñado algunas lecciones valiosas desde la graduación de secundaria. Aquí hay treinta y cinco de ellas.

1. Las promesas de Dios son verdaderas.

2. Él realmente tiene una esperanza y un futuro para mí (Jeremías 29:11)

3. La universidad y la carrera que escogí no me definen. Yo no soy mi trabajo. Soy una hija de Dios.

4. Casarse con un chico que ame a Jesús, realmente importa muchísimo.

5. Los padres son bastante buenos. Sus reglas son para mi bien.

6. Ser la chica más hermosa o popular en la escuela importa durante aproximadamente medio segundo después de la graduación. Por el contrario, ser la chica más amable será bien recordado aun pasada la reunión de los diez años de graduación.

7. Mirarás fotos tuyas y vas a pensar que eras fabulosa. Confía en mí.

8. La inseguridad es una enorme pérdida de tiempo y energía. Ten confianza en el amor de Dios.

9. “La mente del hombre planea su camino, pero el Señor dirige sus pasos”, Proverbios 16:9. Está bien tener un plan de diez años, pero hay un 100% de probabilidad de que el Señor lo interrumpa. Eso es algo bueno.

10. Las bandas que escuchas en la secundaria serán tus bandas favoritas por siempre. Guarda los t-shirts. Serán “clásicos” y geniales cuando tengas treinta.

11. Realmente cosechas lo que siembras. Me encanta como Nancy Leigh DeMoss lo dice: “tú eres eso en lo que te estás convirtiendo”. ¿Quieres conocer tu Biblia de adelante hacia atrás más adelante? Estúdiala ahora en gran medida. ¿Quieres ser más como Cristo algún día? Sé más como Él hoy mismo.

12. Los corazones rotos se curan. El mío fue roto muchas veces en secundaria. Pero aquellos profundos abismos ahora están todos curados. Si tu corazón está roto, te prometo que sanará y alguien más lo capturará algún día.

13. Comienza a ahorrar dinero ahora. Ya sé que esa blusa es súper linda, pero también es excesivamente costosa. Imagínate dejar caer esos $75 dólares en una cuenta de ahorros y usarlos para algo duradero como un carro, para educación o un patrocinio infantil. La mayoría de las personas piensan que van a empezar a ahorrar “algún día”. Desearía haber desarrollado la disciplina de ahorrar dinero cuando estaba en la secundaria. Mientras estamos en el tema del dinero…

14. Empieza a diezmar. Independientemente del ingreso, la Biblia llama a todos los creyentes a diezmar. Así que, si tienes una mesada, un trabajo de medio tiempo o dinero por cuidar niños, tienes un ingreso. Todo lo que produzcas le pertenece a Dios, pero encontrarás enormes bendiciones al devolverle una porción de ello a Él. No esperes hasta que estés navegando en grandes cantidades de dinero para comenzar a diezmar.

15. El mundo no gira alrededor de mí. Eso es algo bueno.

16. Aboga por otros tanto como te sea posible. En vez de querer que todos te aclamen a ti, encuentra maneras de animarlos y alentarlos a ellos.

17. Lo normal es un espejismo. Abraza y acepta tu rareza.

18. Yo sé que los chicos te provocan mariposas, pero eso no te llevará a través de los altibajos de la vida. Encuentra a alguien que ame a Jesús (recuerda el punto #4), pero también con quien sea divertido hablar y que sepa cómo enfrentar las cosas cuando se pongan difíciles. Entonces, cuando menos lo esperes, las mariposas comenzarán a revolotearse en tu barriga otra vez. Catorce años después de haberme casado con mi amor de la secundaria, todavía siento mariposas en la barriga.

19. Nunca he conocido a alguien de mi edad que se alegre de haber estado de fiesta durante la secundaria. Nunca. He conocido muchas y muchas personas que se han arrepentido y lo han lamentado. No hay ningún beneficio a largo plazo.

20. No necesitas un montón de amigos. Tú necesitas uno o dos quienes realmente te cubran la espalda, que estén para ayudarte, velar por ti y cuidar de las cosas que normalmente se te escapan.

21. Preocúpate menos por tener los amigos correctos y preocúpate más por ser la amiga correcta.

22. Sé selectiva con los amigos. La Biblia lo dice de esta forma: “El que anda con sabios será sabio, mas el compañero de los necios sufrirá daño”, Proverbios 13:20. Escoge amigos sabios. Desde que Proverbios 9:10 nos dice que el principio de la sabiduría es el temor del Señor, esos amigos sabios deben ser amigos que amen al Señor.

23. No tengas miedo de fallar. Levántate delante de la clase y da ese discurso. Audiciona para el papel principal en la obra. Comienza un club. Puede que falles. O puede que no. Pero al menos fuiste en busca de ello.

24. Puedes hacer grandes cosas para el reino ahora. No esperes a estar involucrada en el ministerio.

25. Tus padres no necesitan ser tus amigos ahora mismo. Ellos necesitan ser tus padres, y eso significa que ellos establecen las reglas y las hacen cumplir. La buena noticia es que ellos muy probablemente serán tus amigos algún día. Ahora mismo Dios les dio el trabajo de estar a cargo. Haz todo lo que puedas para hacer ese trabajo más fácil.

26. Encuentra algo en lo que seas buena y disfrútalo, pero no lo conviertas en todo en tu vida. Se supone que el deporte sea divertido, no estresante. Así lo es el cantar, pintar, tocar el saxofón, etc.

27. Está bien que te pierdas una práctica por ir a la iglesia. De hecho la iglesia  triunfa cada vez sobre las actividades.

28. A veces que está bien amar a Jesús y no a la iglesia, pero Jesús ama la iglesia. Si hay algo que podría ser mejor en tu iglesia, entonces involúcrarte y mejóralo en vez de quejarte o dejar de ir. La iglesia es la novia de Cristo.

29. Tu pastor de jóvenes no es tu conexión con Dios.

30. “Las cosas de la tierra pasarán, solo lo hecho para Cristo durará”. Eso vas a predicar.

31. Cuando obtengas tu licencia, es una licencia para conducir, no una licencia para hacer tonterías. Lo sé porque unas semanas antes de obtener mi licencia fui atrapada haciendo carreras en la autopista y estrellé mi carro en un poste telefónico. Manejé como una tonta, así que tú no tienes que hacerlo.

32. Cuando haces algo tonto para impresionar a alguien, sigue siendo algo tonto, y eso probablemente no impresionará tanto como si hicieras algo inteligente. En lugar de eso, haz las cosas inteligentes.

33. Tus hermanos son más geniales de lo que piensas. Cuando tengas treinta y cinco, ellos serán las personas con las que querrás ir a tomar un café.

34. Nada bueno pasa después de la medianoche. Ve a casa.

35. “Engañosa es la gracia y vana la belleza, pero la mujer que teme al Señor, esa será alabada”, Proverbios 31:30. Ya que la belleza externa no puede perdurar, pasa tu tiempo cultivando un corazón hermoso.

Por Erin Davis

Related
Querida joven insegura
Aviva Nuestros Corazones
¿Relaciones digitales?
Aviva Nuestros Corazones
Receta contra la tristeza
Aviva Nuestros Corazones
¿Debería gustarme este joven?
Aviva Nuestros Corazones
¿Está bien tener citas solo por diversión?
Erin Davis
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple