3 cosas importantes en un hombre

Description

Antes de empezar una relación sentimental, toda mujer debería tener en cuenta estas áreas.

Existen tres cosas que la mujer cristiana que desea un matrimonio estable y duradero no debe pasar por alto en un hombre: Su nivel espiritual, el trato hacia su madre y hermanas, y su grado de responsabilidad.

El nivel espiritual es determinante en la vida de un hombre. Un hombre espiritual es aquél que trata de imitar a Cristo, se ha situado bajo la autoridad y señorío de Jesús, y Se ha comprometido con el Señor para cuidar a su esposa, no como César, sino como Cristo amó a la iglesia y se entregó a sí mismo por ella. 

Un hombre espiritual entiende que la mujer no es una baratija de la que dispone a su antojo, sino un tesoro valioso comprada al igual que él -con la sangre preciosa de Cristo- que posee también Su imagen (Génesis 1:27) y que es la ayuda adecuada (Génesis 2:18) sin la cual él no está completo ni puede operar bien (Génesis 2:22,24).

El trato hacia su madre y hermanas es un claro indicativo de cómo un hombre tratará a su esposa (Efesios 6:2, 1 Timoteo 5:1-2). Siendo que una madre y las hermanas son las primeras mujeres en la vida de todo hombre, de quien ha procedido y con quienes ha crecido, ha de suponerse que debe amarlas y considerarlas.

No hay excusa que justifique la indiferencia ni el maltrato de un hombre hacia una mujer. Si ocurre con las mujeres más importantes de su vida, la novia o esposa no podrán esperar menos luego de que pase la etapa del primer amor.

Su grado de responsabilidad viene determinado por su relación con el trabajo y la visión que tiene del futuro (Proverbios 18:9). ¡Un hombre responsable trabaja! Y no solo trabaja sino que lo hace diligente y orgullosamente (Eclesiastés 2:24). Es un hombre que ha entendido su responsabilidad primaria de ser un proveedor para su casa. En adición, busca crecer y desarrollarse mediante el estudio y busca oportunidades de progreso con vistas a la provisión de un futuro mejor y estable, para sí mismo y su familia.

El hombre responsable se enorgullece de sostener su hogar, de ofrendar regularmente y de agradar a su novia o esposa. No busca ser mantenido, no se excusa detrás de las circunstancias para no ofrendar y, salvo rara excepción, no permite que su novia pague las cuentas por él.

Estas tres áreas son fundamentales y dicen mucho de la relación de un hombre con Dios y su familia, cosa que la mujer sabia debe observar y tomar en cuenta. Si estas tres cosas no andan debidamente en la vida de un hombre, ¡OJO! porque de seguro es un claro indicativo de que la relación con él no valdrá la pena.

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
Restaurando nuestra fe en el matrimonio
Christianity Today
La lucha con la tentación
Dr. Charles Stanley
Cómo Encontrar y Mantener el Amor de tu Vida
Andrés Spyker
Él vs. Ella (Parte 4)
Roberto Bautista
Glorifique a Dios en todo
Dr. Jorge H. López
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple