¿Tienes hambre? Aliméntate de la Palabra de Dios

Description

No tendrás éxito en las batallas espirituales si te estás muriendo de hambre. Por eso necesitas alimentarte con las Escrituras.

“Que habite en ustedes la palabra de Cristo con toda su riqueza”, Colosenses 3:16a (NVI). 

Al igual que necesitas alimento físico para tener fuerza física, también necesitas alimento espiritual para tener fuerza espiritual. La Biblia se describe a sí misma como alimento espiritual - el agua, la leche, el pan y la carne de nuestra vida espiritual. Es todo lo que necesitas para tu sustento. 

Si fueras un jefe de construcción, no considerarías enviar a trabajar a un obrero que no ha comido nada en dos semanas. Y si fueras un comandante del ejército, tampoco enviarías a la batalla a un soldado que no ha comido nada en un mes, ¿no es así? Necesitamos alimentarnos para tener la fuerza para llevar a cabo las tareas venideras. 

No vas a tener mucho éxito en las batallas espirituales a las que te vas a enfrentar si te estás muriendo de hambre. Es por eso que necesitamos alimentarnos de la Palabra de Dios. 

A diferencia de comer alimento físico, cuando me alimento de la Palabra de Dios me da más hambre. Cuanto más pruebo y veo qué bueno es Dios, más lo deseo. 

La Biblia dice en Colosenses 3:16, “Que habite en ustedes la palabra de Cristo con toda su riqueza”, (NVI). Pablo nos dice que permitamos que la Biblia viva en nuestras vidas de una manera rica, profunda y vivificante. 

Entonces, ¿cómo nos alimentamos de la Palabra de Dios y permitimos que eso suceda? 

Recibe la Palabra con tus oídos. Comprométete a ir a la iglesia y a escuchar la Palabra de Dios cuando es predicada. 

Lee la Palabra con tus ojos. Tener una Biblia en tu casa no va a bendecir tu vida. Tienes que tener la Biblia en tu corazón. 

Investiga la Palabra con tus manos y boca. Al estudiar la Palabra de Dios, ten un lápiz en la mano. Escribe lo que Dios te enseña. Habla con otros creyentes en un ambiente de grupo de estudio sobre lo que estás descubriendo. 

Reflexiona la Palabra en tu mente. Piensa y medita en la Palabra de Dios. 

Recuerda la Palabra con tu corazón. Rara vez tienes una Biblia contigo cuando la necesitas. Comprométete a memorizar la Palabra de Dios. 

Reflexiona sobre esto: 

- ¿Qué cambios necesitas hacer en tu vida para que te nutras espiritualmente?

- ¿Escribes lo que Dios te enseña? ¿Qué estás memorizando de las Escrituras?

- ¿En qué batalla espiritual te encuentras hoy? ¿Has recurrido a la Palabra de Dios para tu sustento?

 

Para más recursos en español de Esperanza Diaria, haz clic aquí

Este devocional ©2016 por Rick Warren. Todos los derechos reservados. Usado con permiso.

 

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
Cambiar requiere el Espíritu Santo
Pastor Rick Warren
¿Ya no hay esperanza? Confía en la Palabra de Dios
Pastor Rick Warren
La Calavera (Parte 1)
Juan Vereecken
Desafío a dar gracias (Día 19)
Wendy Bello
Ejercitando el discernimiento
Pastor Mao
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple