¿Quién estará en el Cielo por ti?

Description

Al morir en la Cruz, Jesús no solo nos regaló la salvación, sino que nos dio una misión que se debe convertir en nuestra prioridad.

“Lo más importante es que yo termine el trabajo que el Señor Jesús me dio: dar testimonio de las buenas noticias acerca del generoso amor de Dios”, Hechos  20:24 (PDT). 

La Biblia dice en Hechos 20:24, “Lo más importante es que yo termine el trabajo que el Señor Jesús me dio: dar testimonio de las buenas noticias acerca del generoso amor de Dios”. 

Vean que no dice que lo más importante en la vida es casarse, tener una pensión, viajar mucho, tener fama o pagar tu casa. Dice que lo más importante en la vida es cumplir tu misión. Si Jesús murió en la cruz por ti para que puedas cumplir tu misión, pero tú no lo haces, eso sería un completo y eterno desperdicio. 

Dios te puso en la Tierra para un propósito. Él tiene una misión que solamente tú puedes cumplir. Parte de esa misión es decirles a otras personas las Buenas Noticias de la Gracia de Dios. Conoces a Cristo porque alguien te habló sobre Él. Ahora, ¿a quién le hablarás tú sobre Jesús? 

Si alguien murió en tu lugar, ¿no quisieras saber sobre lo que ocurrió? ¡Jesús murió por cada persona en el mundo! Este fin de semana el típico americano promedio se sentará relajado frente al televisor, con un refresco o una cerveza, o tal vez a leer el periódico, y no estará consciente de que Jesucristo murió por él y que tiene disponible la gracia del Señor. 

La Biblia nos dice en 2 Pedro que el Señor no quiere que ninguno perezca sino que todos procedan al arrepentimiento. Dios quiere que todos estemos en Su familia y, si a Dios le importa, a nosotros también nos debería de importar. 

En esta época del año cuando se celebra la Pascua, las personas están mucho más abiertas a aceptar las invitaciones para ir a la iglesia. ¡No pierdas esta oportunidad! No vayas a un servicio de Pascua a escuchar la buena y mejor noticia en el mundo sin invitar a alguien que necesite escucharla por primera vez. 

Si no sabes a quien invitar, comienza a orar para que Dios pueda abrir tu corazón y puedas reconocer a personas cerca de ti que están desesperadas por esa Buena Noticia. Estas personas están recurriendo a terapias de moda, a libros, tratando de encontrar una satisfacción en un trabajo, deporte o pasatiempo. Hay un enorme agujero en sus vidas que solo la Gracia de Dios puede llenar. 

La forma en que mostramos nuestra gratitud por la Gracia de Dios, es haciendo que nuestras vidas cuenten al vivir con generosidad extravagante y compartiendo las Buenas Noticias a tantas personas como podamos. 

¿Alguien estará en el Cielo gracias a ti?

 Reflexiona sobre esto: 

  • ¿A quién puedes invitar a que te acompañe a un servicio de Pascua? ¿Cómo podrías aproximarte a esa persona?
  • ¿Qué te impide compartir las Buenas Noticias con personas a tu alrededor?
  • Toma algún tiempo para escribir tu testimonio, para que así estés preparado para compartirlo cuando Dios te dé la oportunidad.


Para más recursos en español de Esperanza Diaria, haz clic aquí. 

Este devocional ©2016 por Rick Warren. Todos los derechos reservados. Usado con permiso.

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
La salvación anda en burro, digo, Ciro
Andrés Spyker
Revolucionando tu Mundo
Juan Vereecken
Prepárate para la Era de Hielo
Héctor Teme
La agenda de la iglesia
Rey Matos
Ama lo que Dios ama
Rey Matos
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple