;

¿Qué te dice Dios cuando está en silencio?

Description

Los silencios de Dios son invitaciones a que seas protagonista de ese momento.

“Dios mío, Dios mío,
no guardes silencio;
no te quedes callado
y sin hacer nada”, Salmos 83:1 (TLAD).

A todos nos agrada saber que podemos comunicarnos con Dios. Que podemos hablarle y que Él se relaciona con nosotros.

¿Pero cómo nos relacionamos con Él en los momentos en que está en silencio? ¿En aquellos instantes en que creemos que más que nunca Él debería hablarnos, porque necesitamos Su guía, necesitamos Su consejo, necesitamos Su apoyo?

Son en esos pasajes de nuestra vida en los que deseamos fervorosamente que se manifieste. Como el niño en sus primeros pasos, que al ver los brazos extendidos de sus padres también ve el abismo y el mareo de estar erguido. Seguramente él desea que le hablen, que le digan que no pasará nada, que no se caerá. Pero solo escucha el silencio activo de lo que vendrá si elige hacerlo.

O el caso de Pedro que escuchó a Jesús decirle “ven” y luego sólo silencio mientras sacaba el pie del bote y dejaba detrás la historia y al resto de los mortales que nunca se animaron a caminar sobre el agua… solo había silencio.

O el silencio de Bartimeo que cuando clamó misericordia al desear dejar de estar ciego y mientras todos le decían que se quedase allí tirado, mendigando, El Señor Jesús sólo guardaba silencio.

Esos silencios que uno espera que no sucedan pero que allí están mientras tú debes ir por más…

¿Qué te está diciendo Dios esta semana en medio de Sus silencios? ¿Qué es lo que debe suceder para pararte como un niño, caminar sobre el agua o empezar a ver lo que no veías?

Los silencios de Dios son invitaciones a que seas protagonista de ese momento. Él está en silencio acompañándote, apoyándote. No te ha dejado solo. Simplemente espera que seas el personaje principal de tu historia, que tomes acción y generes ese gran momento para el que te creó, que te pares ante la adversidad y sigas de pie.

Dios está esperando que hagas de esta semana la mejor semana de tu vida. Y seguro, luego del silencio, vendrá Su voz… Vendrá Su mano sosteniéndote, vendrá Su apoyo.

Related
Algo Bueno Va a Pasar
Roberto Bautista
¡Menos mal que Dios no es como yo...! (Parte 1)
Wendy Bello
Crucemos al otro lado
CALVARY:enEspañol
¿Dónde está Dios en medio de tus pruebas?
Edwin Castro
¿Lo tocas o lo aprietas?
Héctor Teme
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple