;

Él conoce tu nombre

Description

Si Dios conoce y cuida de cada una de las estrellas en el universo, ¿cuánto más lo hace por ti?

Él cuenta el número de las estrellas; A todas ellas llama por sus nombres”, Salmo 147:4

Este versículo nos da un maravilloso recordatorio del cuidado que Dios tiene por nosotras. Dios sabe el número exacto de estrellas que hay en el cielo. Dios conoce el nombre de cada una de ellas, sus características, su tamaño, su situación exacta…. Porque Él creó todas y cada una de esas estrellas.

Levantad en alto vuestros ojos,  y mirad quién creó estas cosas; él saca y cuenta su ejército (de estrellas); a todas llama por sus nombres; ninguna faltará; tal es la grandeza de su fuerza,  y el poder de su dominio”, Isaías 40:26

Tal es la grandeza de Su fuerza y el poder de Su dominio que es capaz de tomar nota de cada estrella, es capaz de cuidar de cada estrella, conoce el nombre de cada estrella…

…Y conoce tu nombre también.

Dios conoce tu nombre, conoce tus luchas, tus circunstancias, tus sueños, tus deseos... Dios sabe. No hay nada en tu vida que Él desconozca. Y Él quiere cuidarte de la misma forma que cuida de Su ejército celestial. Tenemos un Dios que se preocupa de cada una de nosotras de manera personal e individual.

Tú eres única. Y eres amada por tu Creador.

El da a la bestia su mantenimiento, Y a los hijos de los cuervos que claman”, Salmo 147:9

Nada se escapa de la mano de Dios, ni las estrellas, ni las bestias, ni los cuervos, ni tú. Si te fijas en este versículo, verás que los cuervos obtienen su mantenimiento cuando claman.

¿Estás clamando? ¿Estás orando? ¿Estás pidiendo a Dios ayuda? Él te va a escuchar y, lo más importante, te va a contestar. Él se preocupa por ti más de lo que se preocupa por los animales, las plantas o los astros ¡Eres preciosa para Él!

Dios sabe.

Dios se preocupa.

Dios contesta.

Dios provee.

Dios sostiene.

Dios sana.

Dios da fuerza.

Dios bendice.

Dios protege.

Dios te ama.

Dios nunca deja de cuidar de ti, nunca te deja sola, nunca te abandona. Su misericordia, Su gracia están contigo cada día, cada momento. Esta noche, mira las estrellas… Que sean un recordatorio del amor y del cuidado de Dios por ti.

Related
El seminario del sufrimiento
John Piper
¿Te acercas a Él en las tribulaciones? (Parte 1)
Cathy Scheraldi de Núñez
Sentidos espirituales
Pastor Mao
Un enfoque en la oración
Dr. Charles Stanley
Duda e incredulidad
Randy Morrison
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple