¿Fe natural o bíblica?

Description

Si fracasamos una y otra vez, muy seguramente estamos caminando con “nuestra fe”.

“Porque todo lo que es nacido de Dios vence al mundo; y esta es la victoria que ha vencido al mundo, nuestra fe. ¿Quién es el que vence al mundo, sino el que cree que Jesús es el Hijo de Dios?”, 1 Juan 5:4-5

Poner la fe en Jesucristo es un llamado a salir y quitar nuestros ojos del mundo, para poner nuestra confianza totalmente en Dios. Mientras que la fe del hombre natural dice: “Ver para creer” (Juan 20:25), la fe de Cristo dice: “Creer para ver” (Juan 11:40). Es un llamado a “andar por fe y no por vista” (2 Corintios 5:7).

La fe que nos ayuda a vencer los obstáculos que enfrentamos diariamente y nos permite vivir contrario a la corriente de este mundo, es la fe que proviene solo de Jesucristo.

  • Por fe somos salvas (Efesios 2:8)
  • Por fe habita Cristo en nuestros corazones (Efesios 3:17)
  • Por fe andamos (2 Corintios 5:7)
  • Por fe vivimos (Hebreos 10:38, Habacuc 2:4)

 Hebreos 11 menciona todo lo que nuestros antepasados hicieron por la fe:

  • Alcanzaron buen testimonio (v. 2, 39)
  • Creyeron la teoría del Creacionismo (v. 3)
  • Dieron con excelencia (v. 4)
  • Gozaron de privilegios especiales (v. 5)
  • Agradaron a Dios (v. 6)
  • Obedecieron y fueron salvos de muchos peligros (v. 7)
  • Fueron a donde Dios los envió (v. 8)
  • Bendijeron y adoraron a Dios (v. 20-21)
  • Se arriesgaron (v. 22-23)
  • No se avergonzaron de ser identificados con el pueblo de Dios (v. 24)
  • Escogieron sufrir por Cristo, que rendirse a los placeres del mundo (v. 25-26)
  • Tomaron decisiones que honraron a Dios (v. 27)
  • Celebraron la victoria de Cristo (v. 28)

¡Cuántas cosas lograron por la fe! Amada, no te rindas. Si has fracasado una y otra vez, muy seguramente estás operando con “tu fe”. No podemos ser victoriosas con una espiritualidad tibia o fría. Primeramente abraza la fe de Cristo que se nos es dada por el Espíritu Santo en el nuevo nacimiento (Juan 5:4a) y, segundo, conduce tu vida con una fe verdaderamente bíblica. “Porque separadas de él nada podemos hacer” (Juan 15:5).

Oración: Señor, sin ti nada somos. Solo tú eres nuestra fuerza y poder. Trae convicción y ayúdanos a cultivar una fe viva en conformidad con tu Palabra. Alumbra nuestros ojos para que se disipe nuestra ceguera y podamos ver la gloria de Dios en nuestras vidas. En el nombre de Jesús, amén.

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
La bendición del temor
Maestras del Bien
Otra vasija
Maestras del Bien
Verdad que permanece
Larissa Sosa-VanHorn
Incomparable
Maestras del Bien
La carrera de la fe
Maestras del Bien
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple