¿Eres víctima de bullying? (acoso escolar)

Description

Ya sea que estés sufriendo el acoso o, tal vez, que lo estés ocasionando, Dios tiene un mensaje para ti al respecto.

Las estadísticas son asombrosas. Se estima que unos 160.000 estudiantes en Estados Unidos faltan a la escuela cada día debido al temor a los burladores. Cada día, seis de cada diez adolescentes son testigos de un ataque de “chicas rudas”. Y esto parece aumentar en las primeras semanas de escuela mientras se establece el orden jerárquico. Hoy vamos a hablar sobre esto, porque creo que Dios tiene mucho que decir acerca de este tema.

Revisa tu corazón para ver si eres tú la burladora

Como mujer que ministra a adolescentes, soy testigo de una gran cantidad de chicas que se enredan en peleas entre ellas. A veces son la “crème de la crème" (las más selectas) de mis chicas, las mismas que están profundizando en Dios con todos sus corazones, pero a quienes las hormonas y los días en los que el cabello está mal sacan lo peor de ellas. ¿Eres esa chica? ¿Estás experimentando bullying porque estás repartiendo un poco de lo mismo a otras?

Santiago 3:10 es uno de mis pasajes favoritos que contiene verdad para las chicas que están luchando con el pecado de la crueldad. Dice: “De la misma boca proceden bendición y maldición. Hermanos míos, esto no debe ser así”. Los versículos de alrededor condenan. ¡Léelos! Si nos llamamos cristianas y bendecimos el nombre de Dios, es una abominación que maldiciones odiosas sean vomitadas por los mismos labios. ¡Arrepiéntete! Y encuentra maneras de bendecir a quienes has estado haciendo bullying. Pídele a tu mamá o a la esposa del pastor de jóvenes que puedas rendirle cuentas.

¿Eres víctima del bullying?

Jesús sabía un poco sobre ello. Lo mismo David. También Pablo. Abre la Palabra y compruébalo. No estás sola. He visto estudiante -quienes luchan con chicas rudas- crecer tremendamente en el Señor si reaccionan con la actitud correcta.

Memoriza Romanos 12:20, “Pero si tu enemigo tiene hambre, dale de comer; y si tiene sed, dale de beber, porque haciendo esto, carbones encendidos amontonaras sobre su cabeza”. Amontonar carbones encendidos estaba destinado a ser una manera de reconfortar a un viajero que tenía frío y necesitaba ser calentado. El deseo de Dios para nosotros es crear una gran bendición para aquellos quienes nos hacen daño.

Si la devolución del odio con amabilidad no tiene un impacto y continuas luchando, considera un planteamiento drástico. Considera con tus padres salir de esa escuela. ¡Hay alternativas! Si estás en una escuela pública, encuentra una buena escuela cristiana o habla con tus padres acerca del homeschooling (escuela en el hogar). Si estás en una escuela cristiana donde hay bullying, echa un vistazo al homeschooling.

No tengas miedo de tomar medidas drásticas, pero empieza por tu corazón. ¡Lo que pasa ahí adentro es mucho más importante que lo que está sucediendo en la escuela!

Por Dannah Gresh

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
Reconexión generacional
El Lugar de Su Presencia
Salvemos la familia
El Lugar de Su Presencia
Club de la pelea (Parte 2): Entra en el ring
Juan Vereecken
La Calavera (Parte 2)
VidaIn
Un Tiempo de Esperanza: Venciendo el Rechazo
Frank López
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple