¿Dónde encuentro el gozo?

Description

Esta podría ser una de las preguntas más comunes -y frustrantes- para una madre de niños pequeños. Encuentra la repuesta en este mensaje.

A veces parece como si el gozo fuese aquella montaña a la distancia que mientras más te acercas, todavía la ves más lejos. ¿Por qué?

Como madre de niños pequeños, son muchas las ocasiones en las que me pregunto: “Pero ¿cómo espera Dios que yo esté gozosa cuando no he dormido nada, cuando por más que recojo la casa parece un frente de batalla, cuando algo en la cocina se quema, o los niños se ponen de acuerdo para llorar al mismo tiempo y de paso derraman todo el desayuno después de haberlos cambiado y bañado… o cuando todos estamos a la puerta y uno dice: quiero ir al baño?”

¿Te parece familiar? Bueno, ¡pues es parte de la vida de las madres! Como alguien la definió: ¡Caóticamente hermosa! Si… caótica, pero, ciertamente, es hermosa.

Dice la Palabra de Dios en el Salmo 16:6 “Las cuerdas cayeron para mí en lugares agradables; en verdad mi herencia es hermosa para mí”. Quien pone estas cuerdas en nuestras vidas con un propósito especial, trascendente y eterno, es Dios mismo.

Si viésemos las dificultades o los llamados "reveses del día" como oportunidades de crecimiento donde Dios mismo está cincelando nuestros corazones, haciéndonos más parecidas a Cristo, podríamos experimentar un gozo que perdura.

Cuando cambiemos nuestras prontas quejas en “Oraciones Flash” a la presencia de Dios, viviremos continuamente conscientes de Su Presencia.

¿No crees que si es por este propósito la dificultad vale la pena? Estaremos constantemente en la presencia de nuestro Padre Celestial buscando la ayuda oportuna.

Sigue diciendo el Salmo 16, “Al Señor he puesto continuamente delante de mí”, (v.8). Es decir, Su intercesión es continua en la Presencia de Dios. Y continúa, “Porque está a mi diestra, permaneceré firme”.

Cuando Dios es nuestro norte no importa el tamaño de las pruebas que vengan, grandes o pequeñas, seremos constantes.

El resultado de permanecer firmes es: “Mi Corazón se alegrará y también mi alma se regocija” (v. 9). Cuando Cristo es nuestra porción y Su obra llena nuestros días, no importa cómo amanezcan las cosas en casa, nuestro cimiento es sólido. Por lo tanto, nuestras respuestas serán más consistentes: gozosas y llevando cada necesidad a la Fuente de Sabiduría.

El Señor se goza en nuestras oraciones y, como es fiel, “Nos dará a conocer la senda de la Vida, en Su Presencia hay PLENITUD de GOZO, en Su diestra, Deleites para SIEMPRE” (v. 11 parafraseado).

El gozo no se encuentra en que el día saliera como yo quería, sino en saber que Cristo estuvo a mi lado todo el tiempo ministrándome… El lugar donde está el gozo es en la presencia de Dios.

¿Puedes empezar el día pidiéndole a Dios: “Ayúdame a verte y a estar cerca de ti? o decirle: “Señor enséñame Tu Senda, quiero tener gozo en medio de este caos".

Como somos personas imperfectas que viven en un mundo por igual imperfecto, serán muchas las caídas… Pero Cristo es PERFECTO y en Él tenemos todo lo que necesitamos para perseverar en la GRACIA. Cuando tu día parezca empezar como un desastre y tu corazón quiera seguirle los pasos…  ¡corre veloz a la Fuente inagotable: JESUCRISTO!

Por Elisa Michelen de Ramírez

 

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
No hay nada mejor
Aviva Nuestros Corazones
Criando hijos para la gloria de Dios
Aviva Nuestros Corazones
Una madre imperfecta es aún una buena madre
Aviva Nuestros Corazones
Debemos virar para realmente cambiar
Patricia Holbrook
El alma artesana
Salvemos a la Familia
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple