El sistema de navegación de Dios

Description

Dios solo podrá dirigir su vida cuando Él tenga su corazón.

En Mateo 6:22–24, Jesús nos habla del impacto que se crea cuando Dios tiene nuestro corazón por completo:

"El ojo es la lámpara del cuerpo. Por tanto, si tu visión es clara, todo tu ser disfrutará de la luz. Pero, si tu visión está nublada, todo tu ser estará en oscuridad. Si la luz que hay en ti es oscuridad, ¡qué densa será esa oscuridad! Nadie puede servir a dos señores, pues menospreciará a uno y amará al otro, o querrá mucho a uno y despreciará al otro. No se puede servir a la vez a Dios y a las riquezas."

Aunque quizás no lo parezca, Jesús está hablando sobre el corazón.

Como hemos aprendido de nuestros devocionales anteriores, si usted le da a Dios, y da por las razones correctas, Dios tiene su corazón. Su corazón le pertenece a Él. Cuando Dios tiene su corazón, Él le puede dirigir porque así es como Dios dirige, Él dirige por medio del corazón.

De eso es lo que realmente se trata esta ilustración. A eso se refiere cuando dice: “La lámpara del cuerpo es el ojo”.

Piense en la diferencia que marca la luz cuando intenta caminar por un camino estrecho y escarpado. Cuando la luz entra a sus ojos, usted puede ver el camino. Sus ojos, cuando la luz logra entrar en ellos, son un sistema de navegación, ¿verdad?

Bueno, pues, ¿sabe qué? Usted tiene un sistema de navegación que Dios usa para dirigirle. Ese sistema de navegación se llama su corazón. Si Dios tiene su tesoro, Él tiene su corazón. Pero Dios no le puede dirigir por medio de su corazón si su corazón no le pertenece.

Si Dios tiene su corazón, Él puede comenzar a guiarle. Usted puede ir a cualquier lugar a donde Él le dirija. Y, aún más interesante, la lealtad de su corazón se expresa en la forma en la que da. ¿Dar y dirigir están entrelazados? Según Jesús— ¡por supuesto!

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
Una cuestión del corazón
Bayless Conley
El corazón de la cuestión
Bayless Conley
La motivación correcta
Bayless Conley
¿Dónde está su corazón?
Bayless Conley
Ricos o pobres
Bayless Conley
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple