Comparta sus juguetes

Description

Los que confían en las palabras de Dios, y se atreven a vivirlas, hallan en todas partes su mágica “saciedad”.

¿Ha notado que muchas de las enseñanzas de Cristo son paradójicas (es decir, que parece que contradicen los principios establecidos de la vida humana)? Cuando Jesús dijo que en el mundo de Dios "los últimos serán los primeros y los primeros serán los últimos", lo decía en serio. La economía de Dios a veces exige un salto de fe, pero esto es lo asombroso: ¡sus principios obran exactamente como él lo promete!

He aquí un ejemplo: “El alma generosa será prosperada: el que sacie a otros, también él será saciado” (Proverbios 11:25). Se puede pensar que eso es absurdo porque, si les doy mis cosas a otras personas, automáticamente voy a tener menos. Pero en la economía de Dios, los que confían en sus palabras y se atreven a vivirlas, hallan en todas partes su mágica “saciedad”.

A Dios le agrada que usted sea hospitalario . . . que comparta su comida con los que tienen hambre . . . que contribuya a un refugio para indigentes . . . que se ofrezca como voluntario en una tienda benéfica . . . que sea el tutor de un niño huérfano . . . que contrate a un adulto discapacitado. . . que vigile un cruce escolar . . . que conduzca a una persona anciana al médico . . .

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
La conexión entre la generosidad y la comunidad
Pastor Rick Warren
Asistencia dedicada
Larry Burkett
El sistema de navegación de Dios
Bayless Conley
La motivación correcta
Bayless Conley
Dos voces que claman
Bayless Conley
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple