Usted es el templo de Dios (Parte 5)

Description

Todo lo que decimos y hacemos afecta la reputación de Dios.

Mi cuerpo es un instrumento de adoración

Cuando era adolescente, una de las tareas más difíciles que mi padre me ponía era hacer que pensara en los demás, pensar por adelantado sobre el impacto que mis palabras y actos podrían tener en otras personas. Luego, yo mismo como padre, cuando mis hijos eran adolescentes, tuve la alegría de ayudarles a aprender que no son entidades soberanas e independientes; que están conectados a familia, amigos, escuela, iglesia y empleador.

Y a Dios. El Dios que nos creó y nos redimió nos ha adoptado en Su familia. Ahora Su Espíritu mora en nosotros como Su templo. Él nos reclama como suyos y eso significa que también tiene altas expectativas en nosotros. San Pablo escribe: “No sois vuestros; pues habéis sido comprados por precio. Glorificad, pues, a Dios en vuestro cuerpo(1 Corintios 6:19,20).

A dondequiera que vaya, vaya identificado públicamente como un hijo de Dios; usted lleva el apellido de la familia; todo lo que dice y hace afecta la reputación de Dios. Ahora sabe por qué pensaba Jesús que es tan importante entrenarlo para que ore diciendo: “Santificado sea tu nombre”. ¿Cómo va a hacer que Dios se vea bien en el mundo hoy?

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
Dios y mis temores
Mark Jeske
Dios y mi pasado
Mark Jeske
Enseñe a sus hijos
Mark Jeske
"¿Quiere decir que somos hermanos?"
Mark Jeske
Los regalos de Dios en nuestro mundo
Mark Jeske
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple