Libre de vergüenza

Description

Jesús no vino a poner cargas sobre nuestras vidas, por el contrario, vino a quitarlas, especialmente las del pasado.

“Una mujer de Samaria vino a sacar agua, y Jesús le dijo: ‘Dame de beber.’ Y es que sus discípulos habían ido a la ciudad para comprar de comer. La samaritana le dijo: ‘¿Y cómo es que tú, que eres judío, me pides de beber a mí, que soy samaritana?’ Y es que los judíos y los samaritanos no se tratan entre sí. Jesús le respondió: ‘Si conocieras el don de Dios, y quién es el que te dice: ‘Dame de beber’; tú le pedirías a él, y él te daría agua viva.’” – Juan 4:7-10

¿Has deseado alguna vez poder comenzar tu vida de nuevo?

Creo que así es para muchos de nosotros. Fíjate en la mujer que Jesús conoció en el pozo en Samaria. Ella estaba allí para buscar agua pero no al comienzo del día, que era la hora normal, sino en el calor del mediodía, cuando nadie más estaba allí. ¿Por qué? Probablemente para evitar a sus vecinos. Es mejor sufrir el calor que el aguijón de lenguas maliciosas.

Ella se había casado cinco veces, y ahora vivía con otro hombre. Está bastante claro que su vida era un desastre. Y cuando vio a Jesús sentado en el pozo, se preparó para otra batalla. Porque estaba claro que Jesús era judío, y ella sabía muy bien que los judíos tenían prejuicios contra los samaritanos.

Pero Jesús no había venido a poner otra carga sobre esa mujer. Al contrario, había venido a quitarle las cargas, a liberarla. Él le habló amablemente y la trató con respeto, dejando en claro que conocía su historia y que, a pesar de todo, la valoraba. Le ofreció el agua viva del Espíritu Santo que siembra la fe en nosotros. La mujer estaba tan asombrada, que volvió corriendo para contarle a todos sus vecinos sobre Jesús.

Tal vez estás en un momento de tu vida donde todo lo que puedes ver es un desastre: remordimientos, malas decisiones, vergüenza, relaciones rotas. Jesús ve más allá de eso. Él te ve y quiere liberarte. Él te ofrece agua viva, para que tu alma sedienta esté satisfecha. Deja que te lo dé.

ORACIÓN: Señor, dame esta agua viva para que pueda estar satisfecho en ti. Amén.

Para reflexionar:

- ¿Alguna vez has evitado a alguna persona? ¿Cuándo?

- ¿Cuándo sientes más sed por un trago del agua viva de Jesús?

Por: Dra. Kari Vo

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
La segunda área donde atacará Satanás
Bayless Conley
Discípulos no cualificados
Itiel Arroyo
Santos ocultos
Cristo Para Todas Las Naciones
¡Dios te mira con agrado!
Un Milagro Cada Día
De mucho valor
Cristo Para Todas Las Naciones
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple