Jesús nos hace libres

Description

El éxodo vivido por el pueblo de Dios fue la predicción del rescate mayor que Dios hizo por todos nosotros con la muerte y resurrección de Jesús.

“Jesús… subió al monte a orar, y se llevó con él a Pedro, Juan y Jacobo. Y mientras oraba, cambió la apariencia de su rostro, y su vestido se hizo blanco y resplandeciente. Aparecieron entonces dos hombres, y conversaban con él. Eran Moisés y Elías, que rodeados de gloria hablaban de la partida de Jesús, la cual se iba a cumplir en Jerusalén… Entonces, desde la nube se oyó una voz que decía: ‘Éste es mi Hijo amado. ¡Escúchenlo!’”Lucas 9:28-31, 35

Es común que hablemos sobre lo que Jesús hizo para salvarnos en términos de sustitución. Decimos que “ocupó nuestro lugar”, “cargó nuestra cruz”. Pero esta no es la única forma en que la Biblia nos ayuda a pensar en cómo Jesús nos salva. Hay muchas otras imágenes que podemos aprender, y una de las más poderosas es el lenguaje de la esclavitud y la libertad, de la liberación y de convertirse en el pueblo de Dios. Este es el lenguaje del éxodo.

Éxodo significa “salir” y es el nombre que usamos para el segundo libro del Antiguo Testamento, que cuenta la historia de cómo Dios vio sufrir a su pueblo esclavizado en Egipto y cómo usó a Moisés para llevarlo a la libertad.

Pero ese éxodo es una predicción del rescate mayor que Dios hizo por todos nosotros con la muerte y resurrección de Jesús. Hay una razón por la que Jesús sufrió, murió y resucitó en la Pascua. Hay una razón por la que se le llama el Cordero de Dios. Y hay una razón por la cual Moisés y Elías se reunieron con él en su transfiguración “y hablaron de su partida”, de su “éxodo” que estaba a punto de lograr en Jerusalén.

Durante los próximos días caminaremos juntos a través del éxodo mayor, para ver cómo Dios mismo vino a rescatar a la raza humana de la esclavitud al pecado, la muerte y el diablo. El Dios del Éxodo es el Dios de los Evangelios, el Dios que nos rescata de la muerte y nos hace su pueblo libre para siempre.

ORACIÓN: Querido Señor, danos tu Espíritu Santo para que podamos ver cómo nos has liberado. Amén.

Para reflexionar:

- ¿Cuándo te has sentido más libre en tu vida?

- ¿Te sorprende pensar en Jesús quien te trae libertad?

Por: Dra. Kari Vo

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
Otra oportunidad
Dr. Carlos Barbieri
No eres tú, soy yo (Parte 1)
Chris Mendez
Símbolos del Espíritu Santo: El agua
Osvaldo Carnival
Lugar de encuentro
Enrique Bremer
Comenzando bien
Cristo Para Todas Las Naciones
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple